No podría culparte cuando fui yo quien se quedó en el humo
cuando jamás hubo fuego.
DANIEL ARZOLA

Medio llegar. A veces así funciona. Tres meses de prueba. Como un contrato cualquiera: En cualquier momento cualquiera de las partes podría revocar servicios, permisos, derechos, cualquier mierda. Darse de baja. Salir del parque. Tal vez vomitar un poco y buscar una grama donde tirarse y llevar un poco de sol antes de continuar.

Suena a trampolines, rampas, escalones, puentes colgantes. Intermedios, ¿sabes? Conectar un abismo con otro. Hacer de pantalla, neblina. Decidir ser humo mientras incendio se vuelve ceniza. O unir dos soledades distintas. O la misma soledad en dos tiempos, o lo que sea que eso signifique.

Uno siempre obvia las letras pequeñas que dicen “irse completo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s