Dos verdades y una mentira: Veintiséis

I

Nunca soporté tu armario de dudas
el vaivén de tu respiración
ni tu orquesta de silencios

II

para entonces
tus manos aliviaban la fiebre de mis días


yo intentaba hacer malabares con el tiempo

III

ahora
me susurras que pida un deseo
antes que apague los veintiséis fuegos del vertedero en mi pecho
nos vayamos de la mano hasta una página a medio escribir
y estar bien

ahora
que ya te olvidé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s