Yo que siempre me he comprometido con tan poco
con nada
nos vi sentados
frente a nuestros respectivos padres
abriendo licores a un futuro ajeno


ya que siempre tuvimos como plan maestro
huir finalmente hacia el olvido


pero mis dedos se encontraron con la seda fría
en tu vestido de flores amarillas

supe entonces
en esa sensación de hiper-realismo-mágico que me poseía
que nuestra huida juntos era tan falsa
como mi propio olvido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s