Una tragedia

Que la vida te la arrebaten a los diecisiete es haber vivido menos tiempo del que lleva este gobierno evitando hacerse responsable de cualquier señalamiento de su fracaso.


Parece fácil escribir “otro” y “asesinado” en una misma oración, cuando la realidad es que para ello se necesita de una revisión de nuestra memoria colectiva reciente, de reconocerla y deshilachar el significado de dicha frase.


Porque otro es otro más, es recordar el anterior, quién también fue otro más, igual a quién cayó antes. Y así hasta llegar al primero. Pero quién fue el primero si ya sólo se recuerda el número y no la identidad, si ya solo vemos la estadística del horror.


También habría que señalar que hemos superado 20 mil muertes violentas el último año a costa del discurso oficial de que este tiempo, estos 18 años, apenas son el inicio de la construcción de no-sé-qué, salvo la promesa eterna. Porque si queremos algo diferente, nos irá mal (como una suerte de amenaza).


Sin embargo, algo tengo que aclarar sobre lo que se ha dicho por ahí: un asesinado no es un héroe, es una tragedia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s