Hace ya bastante que leí sobre la investigación de Nishimoto et al (2011) publicada en Current Biology sobre reconstrucción de experiencias visuales a partir de la actividad cerebral usando imagen por resonancia magnética funcional (fRMI).

Reconstrucción de video a partir de actividad cerebral

En términos más simples: lograron recrear un videos digitales a partir de los recuerdos de los sujetos. Lo genial de esto es que la resonancia tiene que ver más con flujo sanguíneo y gasto de oxígeno que con registro directo actividad eléctrica neuronal. Sin embargo, los investigadores lograron (llamémoslo así) “decodificar el recuerdo” -que para entonces era solamente de videos que los sujetos ya habían visto- de una manera tan elegante que me pareció lo mejor que había leído y visto en la vida.

La tecnología -según Jack Gallant, uno de los co-autores, podría servir para que personas incapaces de comunicarse verbalmente, personas con afasias, en coma, o pacientes con enfermedades neurodegenerativas, lograrar una comunicación. Pero el alcance podría ir mucho más allá.

Sigue leyendo en

#Neurotransmisiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s